miércoles, 6 de junio de 2018

Plan de mejoramiento. 8°Lit. precolombina


 




COLEGIO JAIRO ANIBAL NIÑO
FORMANDO LÍDERES EN ARTE Y EXPRESIÓN CON CALIDAD HUMANA
 

PLAN DE MEJORAMIENTO GRADO 8°

TEMA: Literatura  precolombina o prehispánica en Latinoamérica

  1. CUESTIONARIO LITERATURA PRECOLOMBINA


1.1.¿A qué se llama literatura Precolombina?.

 

1.2. ¿Cuáles fueron las principales culturas que se desarrollaron en esta época

 

1.3. ¿Sobre qué temas hacían sus escritos?

 

1.4. ¿Qué cultura tuvo una escritura jeroglífica?.

 

1.5.¿Cuál es el libro sagrado de los Mayas?

 

  1. PARA REFLEXIONAR
Como lo vimos alguna vez en clase, a pesar de que nuestras costumbres hayan cambiado a causa de la colonización española, algunas de esas costumbres se han mantenido hasta nuestros días. De esta manera, observa en  Youtobe el programa emitido por Señal Colombia, "Los puros criollos", episodio 'La chicha'.
Responde las siguientes preguntas:
2.1.Describa en un párrafo de qué trata el video
2.2.Escriba un párrafo en el que explique cuál es objetivo del capítulo
2.3.¿Qué tradiciones y costumbres colombianas identifica en el video?

  1. literatura precolombina en latinoamérica
Realizar la siguiente lectura en el siguiente enlace de internet, con el fin de analizar qué otras manifestaciones precolombinas existieron antes de la llegada de Cristobal Colón y, por ende, los españoles a 'Las Indias', como hicieron llamar a nuestro continente, América.

http://lengua.laguia2000.com/literatura/literatura-precolombina
 
3.1. Realice un mapa mental en el que represente la información presentada en el link anterior. Incluir en el mapa mental información sobre uno de los artículos sobre literatura  maya, inca o azteca
 

 

 

 

  1. Lea el siguiente fragmento del Popol vuh y responda las siguientes actividades:

 

“Primero todo era silencio, había mucha calma. No había nada que estuviera en pie en toda la faz de la tierra, soloexistía el mar en reposo y un cielo apacible”.

 

Todo era oscuro, solo Tepeu y Gucumatz(progenitores)estaban en el agua rodeados de claridad. Ellos son los que disponen de la creación de árboles, bejucos, nacimiento de la vida y del hombre. Se formó el corazón del cielo. Mediante su palabra ellos hicieron emerger la tierra. Dijeron "tierra" y esta fue hecha. Así sucesivamente surgieron el día y la noche, las montañas y valles, brotaron pinares. También se crearon las corrientes de agua y los arroyos corrieron libremente. Luego crearon a los animales, los venados, pájaros, leones, tigres, serpientes, culebras, víboras, guardianes de los bejucos entre otros. Estos fueron hechos para cuidar a los árboles y a las plantas. Los animales se dispersaron y se multiplicaron, pero los creadores les dieron sus moradas respectivas, mar, tierra o aire. Luego los creadores les dijeron que hablaran para que alabaran a sus creadores(a ellos), pero estos animales no hablaban, solo emitían graznidos, chillaban o cacareaban. Entonces estos creadores los cambiaron de hogar porque no conseguían que los adoraran ni que los veneraran. Hicieron un segundo intento pero estos tampoco hablaron, y por lo tanto fueron condenados a ser comidos y matados. Ante este fracaso de que los animales no los veneraban, ellos se dijeron que tenían que crear antes del amanecerá algún ser que los venerara, por lo tanto quisieron hacer al hombre. Para esto tuvieron varios intentos:1. En este intentaron hacer al hombre de barro, no se podía sostener, no podía andar ni multiplicarse y se deshizo.2. Luego trataron con madera, lo cual fue un gran avance, ya que hablaban y se multiplicaban, pero estos no tenían memoria (por lo tanto no se acordaban de su creador), entendimiento, caminaban sin rumbo y andaban a gatas. Estos fueron los primeros que habitaron la faz de la tierra, pero con el diluvio creado por el corazón de cielo estos murieron. Los que se salvaron se escondieron y se convirtieron en Gnomos.3. De tzite se hizo el hombre, y la mujer de espadaña, pero estos no pensaban ni hablaban. Fueron aniquilados con resina y fueron desfigurados por las piedras de moler. Esto fue en castigo por no haber pensado ni en su madre, ni en su padre.4. Poco faltaba para que el Sol, la Luna y las estrellas aparecieran sobre los creadores cuando descubrieron lo que en verdad debía entrar en la carne del Hombre. El Yac , Utiu , Quel y Hoh fueron los que trajeron la comida para la formación del hombre. Esta comida se convirtió en sangre, y así entró el maíz por obra de los progenitores. Los hombres que fueron creados fueron cuatro: Balam-Quitze, Balam-Acab, Mahucutah y Iqui-Balam."Estos son los nombres de nuestras primeras madres y padres."

Popol Vuh - cultura Maya

 

Ejercicios:

I.                    En general, los textos tienen títulos. El propósito del título es informar previamente al lector. Un buen título no sólo atrae su interés, sino que recoge o anuncia la idea principal1. De esta manera elige el mejor título para este relato y sustenta tu respuesta

2. Representar la idea principal y detalles que la sustentan. La idea principal de un texto también se puede representar por medio de ilustraciones. La representación debe ser precisa, de manera que la idea principal y los detalles puedan ser identificados en forma fácil y rápida. Primero piensa de qué manera se puede representar lo dicho en el relato y que éste sea el centro de lo que allí se cuenta. Teniendo en cuenta lo anterior realiza el dibujo.

 

3. Supongamos que el texto leído no ha finalizado. De acuerdo con el título y  la imagen, predice otro final y escríbelo

 

4. Resumir la idea principal con esquemas; esta es una manera gráfica de hacerlo, el esquema es parecido a una telaraña. La idea principal se escribe en el centro. Los cuadros de los detalles más importantes se conectan por medio de líneas al cuadro principal. Resume el relato empleando un esquema. 



 

martes, 5 de junio de 2018

Plan de mejoramiento 8° Lit. descubrimiento y la conquista



TEMA: LITERATURA DEL DESCUBRIMIENTO Y LA CONQUISTA
GRADO 8°


1. Lea la información que aparece en el siguiente link y responda las preguntas:

Literatura del descubrimiento y la conquista

1.1. ¿por qué se dio un cambio un histórico y social con el descubrimiento de américa?
1.2.¿ cuáles fueron los principales contenidos de las crónicas escritas por los españoles?
1.3.¿Quiénes fueron los primeros cronistas de américa?
1.4.¿ cuáles fueron los principales tipos de cronistas?
1.5. Lea la carta del Cristóbal Colón anunciando el descubrimiento del
 nuevo mundo y responda:
  • ¿Qué características destaca Cristóbal colon del nuevo mundo?
  • ¿Qué cuentas le hace Cristóbal colon al rey de España?
  • escriba tres ejemplos de cómo Cristóbal Colon describe la exuberancia de estas nuevas tierras
1.6. Lea, Bartolomé de las Casas (Sevilla 1474-Madrid 1566):
Fragmento de la obra Brevísima relación de la destrucción de Indias  y responda:
  • ¿Qué critica y denuncia hace Bartolomé de las casas en esta crónica?



Plan de mejoramiento 8°. La cronica


COLEGIO JAIRO ANIBAL NIÑO
FORMANDO LÍDERES EN ARTE Y EXPRESIÓN CON CALIDAD HUMANA
 
 
PLAN DE MEJORAMIENTO
GRADO 8
TEMA: la crónica
TEMA: LITERATURA DEL DESCUBRIMIENTO  Y LA CONQUISTA                                                         SUBTEMA: LA CRÓNICA
ACTIVIDADES
  1. Realice la lectura de la crónica “la travesia de Wikdi” y  responda las siguientes preguntas:
La travesía de Wikdi. Por Alberto Salcedo Ramos. Uno de los escritores más renombrados de Latinoamérica y gran cronista de la casa, Alberto Salcedo Ramos, ganó este año el premio Ortega y Gasset y el premio a la Excelencia de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) por La travesía de Wikdi, esta gran crónica que escribió para SoHo sobre un niño que vive en Chocó y que debe caminar cinco horas diarias para ir y volver a su escuela.


Descripción: http://static.iris.net.co/soho/upload/images/2012/2/15/25901_17943_1.jpgEsos recorridos de Wikdi han tenido como escenario desde masacres de paramilitares hasta el riesgo de enfrentarse a los animales de la selva.
En la áspera trocha de ocho kilómetros que separa a Wikdi de su escuela se han desnucado decenas de burros. Allí, además, los paramilitares han torturado y asesinado a muchas personas. Sin embargo, Wikdi no se detiene a pensar en lo peligrosa que es esa senda atestada de piedras, barro seco y maleza. Si lo hiciera, se moriría de susto y no podría estudiar. En la caminata de ida y vuelta entre su rancho, localizado en el resguardo indígena de Arquía, y su colegio, ubicado en el municipio de Unguía, emplea cinco horas diarias. Así que siempre afronta la travesía con el mismo aspecto tranquilo que exhibe ahora, mientras cierra la corredera de su morral.
 
Son las 4:35 de la mañana. En enero la temperatura suele ser de extremos en esta zona del Darién chocoano: ardiente durante el día y gélida durante la madrugada. Wikdi —trece años, cuerpo menudo— tirita de frío. Hace un instante le dijo a Prisciliano, su padre, que prefiere bañarse de noche. En este momento ambos especulan sobre lo helado que debe de haber amanecido el río Arquía. 
 
—Menos mal que nos bañamos anoche —dice el padre.
—Esta noche volvemos al río —contesta el hijo.
Diagonal adonde ellos se encuentran, un perro se acerca al fogón de leña emplazado en el suelo de tierra. Arquea el lomo contra uno de los ladrillos del brasero, y allí se queda recostado absorbiendo el calor. Prisciliano le pregunta a su hijo si guardó el cuaderno de geografía en el morral. El niño asiente con la cabeza, dice que ya se sabe de memoria la ubicación de América. El padre mira su reloj y se dirige a mí.
 
—Cinco menos veinte —dice. 
 
Luego agrega que Wikdi ya debería ir andando hacia el colegio. Lo que pasa, explica, es que en esta época clarea casi a las seis de la mañana y a él no le gusta que el muchachito transite por ese camino tan anochecido. Hace unos minutos, cuando él y yo éramos los únicos ocupantes despiertos del rancho, Prisciliano me contó que el nacimiento de Wikdi, el mayor de sus cinco hijos, sucedió en una madrugada tan oscura como esta. Fue el 13 de mayo de 1998. A Ana Cecilia, su mujer, le sobrevinieron los dolores de parto un poco antes de las tres de la mañana. Así que él, fiel a un antiguo precepto de su etnia, corrió a avisarles a los padres de ambos. Los cuatro abuelos se plantaron alrededor de la cama, cada uno con un candil encendido entre las manos. Entonces fue como si de repente todos los kunas mayores, muertos o vivos, conocidos o desconocidos, hubieran convertido la noche en día solo para despejarle el horizonte al nuevo miembro de la familia. Por eso Prisciliano cree que a los seres de su raza siempre los recibe la aurora, así el mundo se encuentre sumergido en las tinieblas. Eso sí —concluye con aire reflexivo—: aunque lleven la claridad por dentro arriesgan demasiado cuando se internan por la trocha de Arquía en medio de tamaña negrura. 
 
Prisciliano —treinta y ocho años, cuerpo menudo— espera que el sacrificio que está haciendo su hijo valga la pena. Él cree que en la Institución Educativa Agrícola de Unguía el niño desarrollará habilidades prácticas muy útiles para su comunidad, como aplicar vacunas veterinarias o manejar fertilizantes. Además, al culminar el bachillerato en ese colegio de “libres” seguramente hablará mejor el idioma español. Para los indígenas kunas, “libres” son todas aquellas personas que no pertenecen a su etnia. 
 
—El colegio está lejos —dice— pero no hay ninguno cerca. El que tenemos nosotros aquí en el resguardo solo llega hasta quinto grado, y Wikdi ya está en séptimo. 
—La única opción es cursar el bachillerato en Unguía.
—Así es. Ahí me gradué yo también.
Prisciliano advierte que con el favor de Papatumadi —es decir, Dios— Wikdi estudiará para convertirse en profesor una vez termine su ciclo de secundaria. 
 
—Nunca le he insinuado que elija esa opción —aclara—. Él vio el ejemplo en casa porque yo soy profesor de la escuela de Arquía.
 
¿Podrá Wikdi abrirse paso en la vida con los conocimientos que adquiera en el colegio de los “libres”? Es algo que está por verse, responde Prisciliano. Quizá se enriquecerá al asimilar ciertos códigos del mundo ilustrado, ese mundo que se encuentra más allá de la selva y el mar que aíslan a sus hermanos. Se acercará a la nación blanca y a la nación negra. De ese modo contribuirá a ensanchar los confines de su propia comarca. Se documentará sobre la historia de Colombia, y así podrá, al menos, averiguar en qué momento se obstruyeron los caminos que vinculaban a los kunas con el resto del país. Estudiará el Álgebra de Baldor, se aprenderá los nombres de algunas penínsulas, oirá mencionar a Don Quijote de la Mancha. Después, transformado ya en profesor, les transmitirá sus conocimientos a las futuras generaciones. Entonces será como si otra vez, por cuenta de los saberes de un predecesor, brotara la aurora en medio de la noche. 
 
Las cinco y todavía oscuro —dice ahora Prisciliano.
 
Wikdi le dice hasta luego a Prisciliano en su lengua nativa (“¡kusalmalo!”), y comienza a caminar a través del pasillo que le van abriendo los cuatro perros de la familia. 
 
***
Hemos caminado por entre un riachuelo como de treinta centímetros de profundidad. Hemos atravesado un puente roto sobre una quebrada sin agua. Hemos escalado una pendiente cuyas rocas enormes casi no dejan espacio para introducir el pie. Hemos cruzado un trecho de barro revestido de huellas endurecidas: pezuñas, garras, pisadas humanas. Hemos bajado por una cuesta invadida de guijarros filosos que parecen a punto de desfondarnos las botas. Ahora nos aprestamos a vadear una cañada repleta de peñascos resbaladizos. Un vistazo a la izquierda, otro a la derecha. Ni modo, toca pisar encima de estas piedras recubiertas de cieno. Me asalta una idea pavorosa: aquí es fácil caer y romperse la columna. A Wikdi, es evidente, no lo atormentan estos recelos de nosotros los “libres”: zambulle las manos en el agua, se remoja los brazos y el rostro. 
 
Hace hora y media salimos de Arquía. La temperatura ha subido, calculo, a unos 38 grados centígrados. Todavía nos falta una hora de viaje para llegar al colegio, y luego Wikdi deberá hacer el recorrido inverso hasta su rancho. Cinco horas diarias de travesía: se dice muy fácil, pero créanme: hay que vivir la experiencia en carne propia para entender de qué les estoy hablando. En esta trocha —me contó Jáider Durán, exfuncionario del municipio de Unguía— los caballos se hunden hasta la barriga y hay que desenterrarlos halándolos con sogas. Algunos se estropean, otros mueren. Unos zapatos primorosos de esos que usa cierta gente en la ciudad —unos Converse, por ejemplo— ya se me habrían desbaratado. Aquí los pedruscos afilados taladran la suela. El caminante siente las punzadas en las plantas de los pies aunque calce botas pantaneras como las que tengo en este momento.
—¡Qué sed! —le digo a Wikdi.
—¿Usted no trajo agua?
—No.
—Apenas nos faltan tres puentes para llegar al pueblo.
Agradezco en silencio que Wikdi tenga la cortesía de intentar consolarme. Entonces él, tras esbozar una sonrisa candorosa, corrige la información que acaba de suministrarme.
—No, mentiras: faltan son cuatro puentes. 
En la gran urbe en la que habito, mencionar a un niño indígena que gasta cinco horas diarias caminando para poder asistir a la escuela es referirse al protagonista de un episodio bucólico. ¡Qué quijotada, por Dios, qué historias tan románticas las que florecen en nuestro país! Pero acá, en el barro de la realidad, al sentir los rigores de la travesía, al observar las carencias de los personajes implicados, uno entiende que no se encuentra frente a una anécdota sino frente a un drama. Visto desde lejos, un camino de herradura en el Chocó o en cualquier otro lugar de la periferia colombiana es mero paisaje. Visto desde cerca es símbolo de discriminación. Además se transforma en pesadilla. Cuando la trocha se sale de la foto de Google y aparece debajo de uno, es un monstruo que hiere los pies. Produce quemazón entre los dedos, acalambra los músculos gemelos. Extenúa, asfixia, maltrata. Sin embargo, Wikdi luce fresco. Tiene la piel cubierta de arena pero se ve entero. Le pregunto si está cansado.
—No.
—¿Tienes sed?
—Tampoco. 
Wikdi calla, y así, en silencio, se adelanta un par de metros. Luego, sin mirarme, dice que lo que tiene es hambre porque hoy se vino sin desayunar. 
—¿Cuántas veces vas a clases sin desayunar?
—Yo voy sin desayunar, pero en el colegio dan un refrigerio.
—Entonces comes cuando llegues.
—El año pasado era que daban refrigerio. Este año no dan nada.
Captada en su propio ambiente, digo, la historia que estoy contando suscita tanta admiración como tristeza. Y susto: aquí los paramilitares han matado a muchísimas personas. Hubo un tiempo en el que adentrarse en estos parajes equivalía a firmar anticipadamente el acta de defunción. El camino quedó abandonado y fue arrasado por la maleza en varios tramos. Todavía hoy existen partes cerradas. Así que nos ha tocado desviarnos y avanzar, sin permiso de nadie, por el interior de algunas fincas paralelas. Doy un vistazo panorámico, tanteo la magnitud de nuestra soledad. En este instante no hay en el mundo un blanco más fácil que nosotros. Si nos saliera al paso un paramilitar dispuesto a exterminarnos, lo conseguiría sin necesidad de despeinarse. Sobrevivir en la trocha de Arquía, después de todo, es un simple acto de fe. Y por eso, supongo, Wikdi permanece a salvo al final de cada caminata: él nunca teme lo peor.
 
—Faltan dos puentes —dice.
 
Solo una vez se ha sentido en riesgo. Caminaba distraído por un atajo cuando divisó, de improviso, una culebra que iba arrastrándose muy cerca de él. Se asustó, pensó en devolverse. También estuvo a punto de saltar por encima del animal. Al final no hizo ni lo uno ni lo otro, sino que se quedó inmóvil viendo cómo la serpiente se alejaba.
—¿Por qué te quedaste quieto cuando viste la culebra?
—Me quedé así.
—Sí, pero ¿por qué?
—Yo me quedé quieto y la culebra se fue.
—¿Tú sabes por qué se fue la culebra? 
—Porque yo me quedé quieto.
—¿Y cómo supiste que si te quedabas quieto la culebra se iría?
—No sé.
—¿Tu papá te enseñó eso?
—No.
Deduzco que Wikdi, fiel a su casta, vive en armonía con el universo que le correspondió. Él, por ejemplo, marcha sin balancear los brazos hacia atrás y hacia adelante, como hacemos nosotros, los “libres”. Al llevar los brazos pegados al cuerpo evita gastar más energías de las necesarias. Deduzco también que tanto Wikdi como los demás integrantes de su comunidad son capaces de mantenerse firmes porque ven más allá de donde termina el horizonte. Si se sentaran bajo la copa de un árbol a dolerse del camino, si solo tuvieran en cuenta la aspereza de la travesía y sus peligros, no llegarían a ninguna parte. 
—¿Tú por qué estás estudiando?
—Porque quiero ser profesor.
—¿Profesor de qué?
—De inglés y de matemáticas. 
—¿Y eso para qué?
—Para que mis alumnos aprendan.
—¿Quiénes van a ser tus alumnos?
—Los niños de Arquía.
 
Deduzco, además, que para hacer camino al andar como proponía el poeta Antonio Machado, conviene tener una feliz dosis de ignorancia. Que es justamente lo que sucede con Wikdi. Él desconoce las amenazas que representan los paramilitares, y no se plantea la posibilidad de convertirse, al final de tanto esfuerzo, en una de las víctimas del desempleo que afecta a su departamento. En el Chocó, según un informe de las Naciones Unidas que será publicado a finales de este mes, el 54% de los habitantes sobrevive gracias a una ocupación informal. Allí, en el año 2002, el 20% de la población devengaba menos de dos dólares diarios. En esta misma región donde nos encontramos, a propósito, se presentó en 2007 una emergencia por desnutrición infantil que ocasionó la muerte de doce niños. Wikdi, insisto, no se detiene a pensar en tales problemas. Y en eso radica parte de la fuerza con la que sus pies talla 35 devoran el mundo. 
—Ese es el último puente
 —dice, mientras me dirige una mirada astuta. 
—¿El que está sobre el río Unguía?
—Sí, ese. Ahí mismito está el pueblo.
 
(…)


 

1.1. CUESTIONARIO

§  1 .¿Por qué Wikdi debe hacer esa travesía para ir a estudiar?

§  ¿Por qué prisciliano dice que espera que el sacrificio de su hijo valga la pena?

§  ¿a quienes llaman libres en la comunidad de wikdi?

§  4. ¿qué quiere decir el cronista cuando expresa que wikdi vivir en armonía con el universo?

§  5. ¿Por qué afirma Alberto Salcedo que en Wikdi hay una feliz dosis de ignorancia?

§  6. Redacte un escrito de mínimo 200 palabras en la que reflexione sobre la situación de desventaja en la que viven los niños de zonas rurales en comparación con los niños que habitan en las zonas urbanas.

 

 

 

 

Plan de mejoramiento 8°. El resumen


COLEGIO JAIRO ANIBAL NIÑO
FORMANDO LÍDERES EN ARTE Y EXPRESIÓN CON CALIDAD HUMANA
 

PLAN DE MEJORAMIENTO GRADO 8

TEMA: EL RESUMEN

1.       LEA Y ANALICE LA SIGUIENTE INFORMACIÓN TEORICA SOBRE EL RESUMEN

 

EL RESUMEN

 

1.1.¿Qué es?

•  Un texto nuevo (con estructura comunicativa propia) que, a partir de otro texto,  presenta información condensada, precisa y objetiva -las ideas más importantes del texto original,  sin interpretación crítica.

El resumen es la redacción de un texto nuevo a partir de otro texto, exponiendo las ideas principales o más importantes del texto original de manera abreviada. Generalmente, tiene el formato típico de cualquier texto, con párrafos y oraciones gramaticalmente completas, y puede tener una longitud variada.

 

1.2.  Para qué sirve:

El resumen es necesario por:

 

•  Proporciona indicadores para acudir o no al documento original

•  Facilita un primer nivel de asimilación del tema

•  Es instrumento útil para el estudio, las exposiciones orales, los exámenes y la elaboración de trabajos académicos con base en lo más relevante de los textos originales.

•  Ayuda a comprobar si se entendió perfectamente o no el contenido de los textos resumidos

 

1.3. Ventajas del resumen

·          Desarrolla la capacidad de síntesis.

·            Mejora tu expresión escrita.

·          Facilita la concentración mientras estudias.

·            Simplifica las tareas de repaso y memorización.

·          Ayuda a ser más ordenado en la exposición.

·          Perfecciona la lectura comprensiva.

·          Conseguirás un estilo más directo.
 


1.4.Pasos para construir un resumen


Para reducir un texto se utiliza la técnica del resumen. Consiste en eliminar todo aquello que no es esencial y producir un nuevo texto, más breve, que exprese con las propias palabras las ideas más importantes del documento. Los pasos que hay que dar para hacer un buen resumen son los siguientes:

- Leer en profundidad el texto, intentando captar sus ideas esenciales.

- Hacer visibles estas ideas aplicando las siguientes técnicas:

1. Identificación de palabras clave;

2. Anotaciones;

3. Subrayado.

- Transcribir las ideas esenciales subrayadas, unas a continuación de otras, modificando si es necesario la redacción, añadiendo conectores, etc., para crear un nuevo texto con sentido.

 

1.5. ¿Cómo se hace?

El resumen es una técnica que depende directamente del subrayado y de la elaboración de esquemas. De hecho es su continuación natural, ya que para resumir deberemos haber esquematizado o subrayado previamente el tema o el texto. Las fases para la elaboración de un resumen eficaz son las siguientes:

·          Una vez elegido el tema, realiza el subrayado y elabora un esquema.

·          Según el orden de las ideas que aparece en el esquema, debes organizar el texto del resumen. Es importante que tu composición tenga sentido y continuidad.

·         Selecciona la idea más general para que sea el título de tu resumen.

·          Escribe un resumen breve y conciso. Utiliza preposiciones y conjunciones para enlazar los distintos términos. Procura que las frases no sean superficiales ni contengan elementos repetidos.

·         La extensión del resumen debe ser aproximadamente de un tercio del original.

·         Compara tu resumen con la composición original para asegurarte que has sido fiel al modelo.

 

 

1.6.Tipos de resumen

 

* El resumen informativo: sintetiza el contenido del texto original, el mensaje de la comunicación, y es muy útil para dar una idea rápida y general del original.
* El resumen descriptivo explica la estructura del escrito, así como las partes fundamentales, las fuentes o el estilo, y es muy útil en el caso de originales extensos o complejos porque ayudan al lector a comprender la organización del texto y localizar en él los datos que le puedan interesar.

* La síntesis consiste en resumir diversos textos que tratan un mismo tema o temas relacionados. Esta técnica de reducción textual te permite reunir los elementos esenciales de más de un texto para obtener un resumen coherente. No se trata de producir un resumen diferente de cada texto, sino un solo resumen que sintetice y relacione los textos de partida.La práctica de la síntesis es imprescindible en los exámenes y trabajos académicos, donde debes demostrar tu conocimiento de diversas fuentes bibliográficas, tu capacidad para relacionar y comparar los datos o ideas de estas diversas fuentes, y todo ello en un espacio y un tiempo limitados.

Existen otras técnicas de reducción de textos, como los esquemas o los mapas conceptuales.


1.7. No olvides

  • El resumen debe ser breve (entre un tercio y un cuarto de la extensión que tenga el texto original) . De lo contrario, luego no habrá quien lo estudie.
  • No incluyas tu opinión sobre el tema del texto.

 

1.8.TÉCNICAS DE TRABAJO INTELECTUAL. Técnicas de síntesis

·          Escribe en tercera persona (nunca en primera).

·          Puedes aprovechar la frase principal de cada párrafo y utilizarla como subtítulo.

·         Cuando lo acabes, compara tu resumen con el original. Es probable que necesite un último vistazo.

·         Evita los ejemplos. Limítate a lo esencial.

·          Si es neceario, cuenta las palabras. Puede ocurrir que te pidan un número determinado de ellas.

Ejemplo

Los niños japoneses tienen cuerpos infinitamente más desarrollados que los niños occidentales. Desde la edad de dos años, un niño japonés aprende a sentarse de un modo perfectamente equilibrado; entre los dos y los tres años, el niño empieza a inclinarse regularmente, lo que constituye un ejercicio fantástico para el cuerpo. (…) En Occidente, entre las escasas personas que a la edad de ochenta años tienen cuerpos perfectamente desarrollados y en forma se cuentan los directores de orquesta. Durante toda su vida, un director de orquesta realiza movimientos sin considerarlos como ejercicio, que comienzan por inclinar el torso. Al igual que a los japoneses, le hace falta un estómago duro para que el cuerpo pueda ejecutar unos movimientos particularmente expresivos. No se trata de movimientos de acróbata ni de gimnasta, que parten de una tensión, sino de movimientos en los que la emoción y la precisión de pensamiento están entrelazadas. El director de orquesta necesita esta precisión de pensamiento para seguir cada detalle de la partitura, en tanto que sus sentimientos dan calidad a la música, y su cuerpo, en movimiento constante, es elinstrumento por medio del cual se comunica con los intérpretes.Peter Brook. La puerta abierta. Alba Editorial.

 

Resumen del texto :

Los niños japoneses tienen cuerpos más desarrollados que los niños occidentales. Ello se debe a que a partir de los dosaños aprenden a sentarse y empiezan a inclinarse, dos ejercicios fantásticos para el cuerpo. En Occidente, incluso a laedad de ochenta años, los directores de orquesta tienen también cuerpos perfectamente desarrollados y en forma. Ellos también realizan movimientos en los que inclinan el torso, por lo que les hace falta un estómago duro. Se trata de movimientos en los que la emoción y la precisión de pensamiento están entrelazadas: precisión de pensamiento para seguir la partitura; sentimientos que dan calidad a la música, y cuerpo en movimiento, con el que se comunican con los intérpretes.

 

2.      ACTIVIDADES

2.1. Elabore un mapa conceptual en el que sintetice la información estudiada previamente sobre el resumén.

 

2.2. Lea el siguiente artículo de opinión y posteriormente realice un resumen.

La enfermedad del Colombiano

Por María Fernanda Ceballos Q.
Universidad Pontificia Bolivariana
Facultad de Com. Social, 1° semestre mariafernanda.715@hotmail.com

La sociedad actual de Colombia está diagnosticada con una grave enfermedad, y no precisamente hablo de una enfermedad de salud o por falta de medicamentos, sino una enfermedad mental, una enfermedad que ataca a todos independientemente de su estatus o sus intereses, que se manifiesta de forma diferente dependiendo del caso, una enfermedad llamada ignorancia.

Albert Einstein decía: “Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”, esta frase es muy clara, pues todas las personas ignoramos algo, ya sea porque no tenemos el conocimiento o simplemente no le damos importancia; siempre he escuchado como las personas utilizan la palabra ignorante, casi de manera inconsciente, utilizándolo en muchos casos como una especie de “ofensa hacia el otro”.

La ignorancia es el mayor arma que utilizan los distintos políticos y religiones para seguir manejando el poder en el país, contener una masa de personas ignorantes que solo creen lo que ellos dicen es lo que permite que sigan adquiriendo más y más poder, a ellos no les conviene darle los conocimientos a un pueblo sesgado por mentiras y falsas promesas, que al fin de cuentas suman a un periodo más de corrupción y es que ignorar que estamos en un país altamente corrupto, es un grave síntoma, pero con las elecciones presidenciales de este año, volverán las mismas promesas de hace cincuenta años o más, el pueblo votará por su candidato preferido y se olvida que ese mismo candidato hará lo mismo que años anteriores ¡Nada! Las propuestas seguirán siendo una utopía, es muy claro lo que puede llegar a hacer y prometer una persona con el fin de llegar al poder y una carta de propuestas que prometen el cielo y la tierra no son más que mentiras adornadas de necesidades de las personas.

Y como la mayoría de las enfermedades, esta tiene una cura, un antídoto que solo algunos gozan del privilegio de recibirlo, una cura que quizá es la que acaba con todos los males de Colombia y el mundo en general, se trata de la educación, sí, ese preciado derecho que muchos lo adquieren a conciencia y otros simplemente como una obligación. La ignorancia solo se combate con educación.